ÁNODOS DE SACRIFICIO

Componente principal de un sistema de protección catódica galvánica que se utiliza para proteger contra la
corrosión las estructuras metálicas sumergidas.

Están hechos de una aleación metálica con mayor tendencia a la oxidación que el metal de la estructura a
proteger, es decir, el ánodo galvánico se corroe preservando la estructura a conservar.

Compuestos por barras de MAGNESIO desde 1 cm hasta 300 cm de largo.

Poseen rosca exterior de 3/4″, 1.1/2” y 2” para una fácil instalación directa en coplas con hilo tipo BSP.

Descargar Ficha Técnica